Testimonio de Ana Rodriguez Pardo

07 de Julio de 2014

Buenas tardes.
 

Quiero agradecer a la Virgen de Prado Nuevo su protección en el accidente ocurrido el primer sábado del mes de julio en el kilómetro 12 de la M-505, en Galapagar (Madrid).

Me dirigía al Prado para asistir a la Santa Misa y el Rosario, pero no llegamos ya que un coche nos invadió la calzada en sentido contrario saltándose la linea continua, mi coche recibió el impacto más fuerte (quedó siniestro total). Otros coches quedaron también destrozados.

Aunque me trasladaron a la clínica Puerta de Hierro, gracias a Dios y a la protección de Nuestra Santísima Madre no tuve ninguna lesión. ¡Cómo nos cuida la Virgen a todos bajo su manto!.

Quiero decir también que, a la hora del accidente, mi hijo mayor estaba en otro sitio rezando el Rosario.


Ana Rodríguez Pardo, una peregrina que tiene que agradecer mucho a la Virgen de Prado Nuevo.

 

NOTA DE REDACCIÓN:

MUCHOS PEREGRINOS LLEGAMOS TARDE ESE DÍA AL PRADO, DEBIDO AL ACCIDENTE. LA GUARDIA CIVIL NOS DESVIÓ. YO LE PREGUNTÉ A UN AGENTE QUÉ SUCEDÍA Y ME DIJO QUE HABÍA OCURRIDO UN ACCIDENTE GRAVE EN EL PUERTO DE GALAPAGAR.