TESTIMONIO de José Mújica.

Ruego publiquen, en nombre de Dionisio Mújica, el siguiente testimonio para Gloria y Honor de la Santísima Virgen de los Dolores de Prado Nuevo de El Escorial:
 
Mi padre, Dionisio Mújica, sufrió en el año 2008 durante 3 meses un pinzamiento vertebral (3 Vértebras) del nervio ciático de la pierna derecha que le producía un dolor agudo y constante, que le impedía andar con normalidad e incluso poder conciliar el sueño. Después de recibir tratamiento médico con inyecciones y antiinflamatorios el dolor permanecía igualmente intenso.
 
En una de las visitas a Prado Nuevo, cogió en una botella un poco de agua de la fuente que hay junto al Fresno de las Apariciones de la Virgen de los Dolores, y se frotó con dicha agua en la zona lumbar. A partir de ese momento, el dolor remitió paulatinamente hasta desaparecer por completo y no le ha vuelto a aparecer.
 
Para que conste dicho favor realizado por la Santísima Virgen a mi padre, solicito por favor lo hagan público, como el Señor pidió el 15-9-92 en uno de sus mensajes:
 
EL SEÑOR:
 
    "Todos los que acudan a este lugar recibirán gracias especiales, y quiero también que esas gracias sean publicadas, hijos míos, para que los corazones se ablanden.

      Ha habido muchas curaciones en este lugar que no han sido publicadas, y muchas conversiones que se ocultan y quieren ocultarlas.

      Quiero que las gracias que yo derramo en este lugar salgan a la luz, para que los hombres veneren a mi Santa y Pura Madre. El nombre de María tiene que  ser venerado y respetado.

      ¿Cómo podéis pensar, hijos míos, que el Hijo de María puede ser feliz y estar contento si no se respeta el nombre de su Madre?"

 ¡ALABADO SEA EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS Y EL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA!

 ¡VIVA LA VIRGEN DE LOS DOLORES!

 Madrid, a 3 de Octubre de 2010.

 F. José Mújica