TESTIMONIO de María del Carmen Rodríguez Feito.

Con autorización para su publicación

a todos los efectos, de la Obra de Prado Nuevo

Me  llamo María del Carmen, tengo 39 años, estoy casada y soy madre de tres niñas.                                                                                                                         
En el año 2004, visité Prado Nuevo por vez primera. Lo conocí  a través de una chica (que hoy  es una de mis mejores amigas). Fui a su casa. En la entrada tenía un cuadro de la Virgen de los Dolores; jamás  había  visto  una  imagen de la Virgen tan real y tan bonita, parecía que estaba viva. Al verla, empecé a llorar. La chica comenzó entonces a hablarme de las apariciones de la Virgen en El Escorial: me dijo que se hacía una peregrinación todos los meses al Prado, que allí se rezaba el Rosario… Yo estaba atónita. “¿Cómo se va aparecer la Virgen?” pensaba. No sabía rezar esa hermosa oración que Nuestra Madre nos pide con tanta insistencia, pero mi amiga me explicó cómo se hacía y me dio estampas de la Virgen. Cada vez que las miraba, inexplicablemente rompía a llorar. Empecé a rezar el Rosario y, aunque incrédula, tenía curiosidad por ir a El Escorial.

La primera vez invité a mi suegra y a mi madre (que estaban aún más confusas que yo), pero fuimos. Al llegar al prado, mi suegra miró al sol y lanzó un grito. Todos miramos. Yo ví el sol azul. Me giré hacia mi madre, que estaba llorando desconsoladamente sin parar. Cada una vimos cosas distintas.

Tras vivir esta maravillosa experiencia, al mes siguiente llevamos al resto de la familia: padre, hermana, sobrinos, marido, hijas. Ellos no vieron nada, pero algunos que no confesaban desde hacía años, hoy día sí lo hacen y todos rezan mucho más y acuden con mayor frecuencia a Misa. Yo también empecé a ir más a menudo y a interesarme por la religión. Hasta entonces, era católica pero no practicante, vamos, una ignorante en cuestiones religiosas. Pero empecé a rezar más y mi vida fue transformándose. Descubrimos los mandamientos, que son 10 y no 1 ó 2. También descubrimos que no somos tan buenos ni tan maravillosos como nos creemos, que ofendemos a Dios mucho más de lo que nos podemos imaginar. Sólo le pido a la Virgen que nos dé fuerza y nos ayude a seguir cambiando, ya que ahora somos una familia muy diferente. Rezamos juntos e intentamos ser mucho más coherentes en nuestra vida diaria, procurando inculcarles, sobre todo a nuestras hijas, el amor a Dios. Además, antes estábamos cerrados a la vida: teníamos dos niñas y nos parecían suficientes. Pero al reflexionar y descubrir la promesa que hicimos cuando nos casamos, nos dimos cuenta de una de nuestras muchas y variadas incoherencias.                                   

Algún tiempo después, me quedé embarazada  y perdí al bebé (una nueva lección: con lo mal que se pasa, no me quiero ni imaginar el cargo de conciencia en un aborto provocado. Ahora me acuerdo de rezar mucho más por todas esas personas que defienden el aborto). Volví a quedarme en estado otra vez. Durante nueve largos meses, los médicos nos asustaron con la posibilidad de que la niña tendría algún problema y nos animaron a hacer las pruebas por si queríamos abortar, pero nos negamos, pues teníamos claro que aceptaríamos lo que Dios nos mandara. Y nació María Gema –sanita, gracias a Dios- un 14 de mayo, el día de Santa Gema. Por cierto, antes de mi conversión, yo solo le rezaba a ella; además, la chica a través de la cual conocí El Escorial se llama Gema; y la primera vez que fui a Prado Nuevo, cuando paramos a comer, apareció delante de mí un camión con una imagen enorme de Santa Gema. ¡Casualidad…!

Estas y otras muchas transformaciones se han producido en mi vida después de haber conocido esa Obra, y con las gracias que allí se reciben (yo no sabía lo que eran; ahora las voy descubriendo poco a poco). Espero, con ayuda de la Virgen, que sigamos cambiando, y que Ella nos dé mucha fuerza  para que nuestras vidas  sean un fiel testimonio de amor a Dios. 

Que la Virgen os bendiga a todos.                                                                                              

Lugar: ... CASIELLAS - ASTURIAS

Fecha: ... 9 DE ENERO DE 2010

Firma: ... Mª DEL CARMEN RODRIGUEZ FEITO.