TESTIMONIO de Francisco José Mújica de Madrid.

Hola, me llamo Francisco José Mújica. Soy vecino de Madrid y le rogaría que publicara mi testimonio.

Llevo años acudiendo a Prado Nuevo de El Escorial, he asistido a numerosas curaciones de cuerpo y alma, que la Virgen Santísima ha realizado con muchas personas.

En un principio, mi apego natural a todas las cosas del mundo, me producía incluso rechazo al escuchar los mensajes de nuestra Madre del Cielo. Sin embargo, encomendándome a Nuestra Madre la Virgen de los Dolores, no sólo he podido superar numerosos contratiempos de la vida, sino que, además, debido a las gracias que la Virgen y el Señor derraman en ese bendito lugar, mi alma, antes apagada y temerosa, se ha visto inflamada del Amor que María Santísima derrama sobre todos nosotros, a través de todas las gracias recibidas en Prado Nuevo.

Ahora, a cada momento, le agradezco a la Virgen sus mensajes del Cielo, pues son un tesoro maravilloso que nos instruyen y ayudan a ser mejores en la vida, demostrándonos así el infinito Amor que siente constántemente por nosotros.

Un saludo muy fuerte, y ¡VIVA LA VIRGEN DE LOS DOLORES!