ORACIÓN POR LOS ENFERMOS

"Señor Jesús,
creemos que estás vivo y resucitado.
Creemos que estás realmente presente
en el Santísimo Sacramento del Altar

y en cada uno de nosotros.
Te alabamos y te adoramos.
Te damos gracias, Señor,
por venir hasta nosotros
como pan vivo bajado del cielo.
Tú eres la plenitud de la vida.
Tú eres la resurrección y la vida.
Tú eres, Señor, la salud de los enfermos.
Hoy queremos presentarte a todos
los enfermos que lean esta oración,
porque para ti no hay distancia
ni en el tiempo ni en el espacio.
Tú eres el eterno presente
y tú los conoces a todos.
Ahora, Señor, te pedimos
que tengas compasión de ellos.
Ten compasión de los que sufren en su cuerpo,

de los que sufren en su corazón
y de los que sufren en su alma.
Ten compasión de todos ellos, Señor.
Bendícelos a todos
y haz que muchos vuelvan a encontrar la salud,
que su fe crezca,
para que también ellos sean testigos
de tu poder y de tu compasión.
Te lo pedimos
por intercesión de María Santísima,
tu Madre,
la Virgen de los Dolores,
que estaba presente,
de pie, cerca de la cruz,
que fue la primera en contemplar tus llagas
y que nos diste por Madre.
Que a través de este mensaje
tu corazón de buen pastor
hable a los corazones
de tantos enfermos que van a leerlo.
¡Gloria y alabanza a ti, Señor!" ¡AMÉN!