MENSAJE DEL DÍA 29 DE MAYO DE 1982[1]

 

EN PRADO NUEVO DE EL ESCORIAL (MADRID)

 

     LA VIRGEN:

     Hijos míos, rezad todos los días el santo Rosario. También os pido que en este lugar se haga una capilla en honor a mi nombre. Haced penitencia. Haced mucha oración, hijos míos. Rezad por todos los pecadores. Pedid que se haga en este lugar una capilla en honor de mi nombre.

     Rezad por los que no rezan. Haced oración por los pecadores. Hijos míos, haced caso de mis mensajes. Pedid al Padre Eterno por la conversión de Rusia, hijos míos. Pedid por los sacerdotes, hijos míos. La Iglesia está en un gran peligro.

     Adiós, hijos míos, haced caso de mis mensajes. Os bendigo a todos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.



[1] Este mensaje fue grabado en cinta magnetofónica por unos asistentes al Rosario en Prado Nuevo. No se ha conseguido copia. Cf. o. c., nº 1, pp. 72-73.