MENSAJE DEL DÍA 8 DE SEPTIEMBRE DE 1981 (1)

EN PRADO NUEVO DE EL ESCORIAL (MADRID)

 

     LA VIRGEN:

     Hija mía, pide a todos que recen mucho por mi amado hijo, el papa Juan Pablo II, y por la paz de España. Como no cambie España, será castigada.

     Da este mensaje cuanto antes, para que se llame al orden a todos los culpables, para que todos se arrepientan antes de que llegue la hora del Castigo.

     Diles que estén preparados, que yo vendré a por mis escogidos y el enemigo vendrá a por los suyos. Ese día cercano estaré con mi Hijo y mis ángeles. Hija mía, ofrece esos dolores de las llagas para que se salven muchas almas. Une tus dolores a los míos para salvar el mundo.



[1] No existe grabación en audio de este mensaje; Luz Amparo lo comunicó después. Cf. o.c., nº 1, pp. 6-7.