COMENTARIO DE ACTUALIDAD

FECHA REFLEXIÓN

COMENTARIO

30-dic-22

MEDITACIÓN.22

MODELO DE FAMILIA: JESÚS, MARÍA Y JOSÉ.

La familia como comunidad humana, cuerpo social, misterio cristiano y fundamento de la Iglesia, tiene sobrada importancia para ser examinada a la luz de cualquier celebración o en cualquiera de los tiempos que corremos. La familia tiene unos valores permanentes que hay que salvar. Nuestro modelo debe ser la Sagrada Familia.

Pero el mundo se ha ido haciendo otros modelos diferentes, con el falso pretexto de la libertad, cayendo en las redes del libertinaje, y así nos va.

Pasamos un periodo de seria preocupación por los episodios de muerte violenta entre “parejas”, se están batiendo récord.

Todo el mundo opina, políticos, sociólogos, tertulianos… Al hombre, teórico artífice de la violencia, se le quiere buscar, cada vez con más insistencia, una condena casi permanente, aislarlo de la sociedad.

Casi nadie se atreve a decir las verdades que originan toda la violencia que se observa. Hasta el cura que he oído en la misa de hoy, solo se ha atrevido a pedir tímidamente para que se solucione esta barbarie.

Cuando una sociedad permite que se vayan eliminando los valores cristianos de ella y se admita toda clase de ataques a la familia, el resultado no puede ser otro que este que vivimos.

Se puede pensar, ¿NO SE DAN CUENTA? Pues no, no se dan cuenta porque se han quedado ciegos, están en tinieblas, han perdido la FUENTE DE LUZ que les ayude a orientarse, que es CRISTO.

Ante esta situación, los cristianos, ¿qué hacemos? ¿Nos hemos olvidado de las enseñanzas de Cristo? ¡ENSEÑÁNDOLES A OBSERVAR TODO CUANTO YO OS HE MANDADO! (Mt.28,20) ¡EL EVANGELIO!

Sin esa enseñanza la sociedad irá dando tumbos por la vida sin rumbo y sin encontrar soluciones. Hay que volver a hablar de CRISTO, en todo momento, en toda situación, sin miedo.

Porque los poderosos pueden intuir que esto es así, pero por sus intereses, apartan esta idea de su camino e intentan que su opinión prevalezca; pero por tanta personas inocentes, desorientadas y sin preparación, que no saben salir del pozo, merece la pena el esfuerzo para ayudarles.

¡PUES QUE EN ESTE DÍA DE LA SAGRADA FAMILIA, PIDAMOSLES FUERZA Y AYUDA PARA LANZARNOS A ESTA TAREA!

M.S.G.