CUARESMA.8

26-2-21.

ATENDER LAS NECESIDADES DEL PRÓJIMO:

Ahora os voy a hablar de una palabra:

TRATO:

Que hay que practicar con Dios y con los hermanos.

  • Trato de amistad con Dios, como hemos dicho en la oración.

  • Trato de caridad con el necesitado.

  • Trato alegre con todos.

  • Trato de silencio. (Algunas veces, el silencio es la mejor oración ante Dios y de trato con los hermanos.)

Mateo habla de la regla de oro con los hermanos:

  • “Tratar a los demás como tú quieres que te traten”.

¿Pero qué hay que hacer para llevar todo esto adelante?

  • ¿Grandes sacrificios?

  • ¿Grandes penitencias?

  • No es necesario,

  • Eso queda para los grandes santos.

Es algo mucho más sencillo, pero difícil a la vez:

  • LLEVAR CON RESIGNACIÓN LA CRUZ DE CADA DÍA.

= De malos entendidos.

= De injusticias.

= De soportar con caridad las flaquezas de los demás.

= De dolencias,

= Como hacía (Santa Teresita).

El denominador común de toda la Biblia es la Misericordia de Dios, desde el primero al último libro.

  • Recordemos algunas de estas manifestaciones:

  • Isaías nos pinta un pueblo infiel, hipócrita, con manos manchadas de sangre.

  • Dios se rebaja, mendiga y les llama: “Venid, entendámonos, aunque vuestros pecados sean como la grana, quedarán blancos como la nieve…”

  • Isaías, a la vista de las quejas del pueblo, de que el Señor se había olvidado de ellos:

  • Yavé les dice: “¿Puede una madre olvidarse de su hijo de pecho? Pues aunque una madre se olvidara, YO NO TE OLVIDARÍA.”

(CONTINUA)

M.S.G.