CUARESMA.1

17-2-21

¡¡… y los ángeles le servían !!

¡¡ ESTE ES MI HIJO AMADO !!

DOMINGO I DE CUARESMA.

Mac 1, 12-15.

  • Jesús se retira 40 días al desierto, va a comenzar su vida pública,

  • Y quiere prepararse para la tarea que le espera.

  • Es una tarea importante y antes de llevarla a cabo quiere estar en perfecta armonía con Dios, su Padre.

  • Vuelve Jesucristo, con su ejemplo, a resaltar la importancia del ayuno y la oración.

  • Allí es tentado Jesús por Satanás:

  • Marcos no lo cuenta, pero Mateo sí dice las tentaciones (Mt.4,1-11):

  • 1.- Siente hambre – Que las piedras se conviertan en pan. - Jesús responde: "No solo de pan vive el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios"

  • 2.- Le llevó a lo alto del templo – Si eres Hijo de Dios, tírate y los ángeles te tomarán. - Díjole Jesús: "No tentarás al Señor tu Dios"
  • 3.- Le llevó a un monte alto – Te daré todo, si me adoras. - Díjole entonces Jesús: "Apártate Satanás, al Señor tu Dios adorarás y a Él solo darás culto."
  • Estas son las tentaciones que nos cuenta los Evangelios, que fueron superadas y rechazadas con citas de la Biblia

  • Pero, ¿vosotros pensáis que fue tentado más veces?

  • Pues mirad, María Valtorta (vidente italiana, cuyas publicaciones han sido autorizadas por la Iglesia) nos cuenta esto:

  • [Tenemos en cuenta los consejos de San Pablo que en la (1 Tesalonicenses 5:19-21) nos dice: “19 - No apaguéis al Espíritu Santo. 20 - No despreciéis las profecías, 21 - sino probadlo todo y quedaos con lo bueno.”]

  • Tentaciones en la naturaleza humana de Jesús:

  • El Señor le confiesa a Juan:

  • “Yo soy como vosotros. Pero sé querer más que vosotros.

  • Por eso, sufro las tentaciones pero no cedo a ellas.

  • Y en esto reside, como en vosotros, mi mérito.

  • ¿No reparas que tengo una vida… que todas estas cosas me tientan a escapar del peligro?

  • La Serpiente lo llama «peligro», pero su verdadero nombre es «Sacrificio»…

  • Tengo sentimientos. En Mí existe el «yo» moral, y sufre con las ofensas… mentiras…

  • ¿Sabes cuántas veces el demonio me tienta a reaccionar contra estas cosas, que me causan dolor?…

  • y ¡la tentación de la complacencia de ser santo!”

  • ¡La más sutil!

  • ¡Cuántos, por esta soberbia, pierden la santidad que habían conquistado!

  • ¿Con qué corrompió Satanás a Adán?

  • Con la tentación del sentido, del pensamiento y del espíritu.

  • ¿No soy el Hombre que debe crear otra vez al hombre?

  • De Mí saldrá la nueva raza.

  • Entonces, Satanás busca los mismos caminos para destruir, y para siempre, la raza de los hijos de Dios.

(CONTINUA)

M.S.G.