BIBLIA - SÍNTESIS.93

  • 25-02-22
    • LA IGLESIA PUEBLO DE DIOS.

      • INTRODUCCION.- Este nombre indica nítidamente el destino social de la Iglesia. La Iglesia tiene como fin reunir a todos los hombres y, divinizándolos en Cristo, hacer de ellos, bajo el Padre de los cielos, una gran familia en armonía y hermandad.

      • Sus miembros, tanto los que forman la jerarquía como los laicos, constituyen una comunidad, una familia en admirable unidad de todos con Cristo Resucitado. A eso llamamos «El Pueblo de Dios».

      • Porque nos dice el Concilio: «... fue voluntad de Dios el santificar y salvar a los hombres, no aisladamente, sin conexión alguna de unos con otros, sino constituyendo un pueblo, que le confesara en verdad y le sirviera santamente» (LG 9).

      1.- La Iglesia, Pueblo de Dios, es continuación del Pueblo de Israel.

      • «Dios eligió al pueblo de Israel como pueblo suyo, pactó con él una alianza y le instruyó gradualmente: revelándose a Sí mismo y los designios de su voluntad a través de la historia de este pueblo, y santificándolo para Sí» (LG 9).

      • Todo esto fue preparación para una alianza nueva y perfecta con los hombres, ya anunciada de antiguo (Jer 31, 31-34).

      • La nueva alianza la selló Cristo con su sangre (1 Cor 11,25); y así formó un pueblo de judíos y gentiles (Ef 2,14).

      • Es el nuevo Pueblo de Dios. Nacido de su Palabra (1 Pe 1,23) y del Espíritu Santo (Jn 3,5s). Consiguientemente no es un pueblo de signo racial sino espiritual (Gal 3,7).

http://www.fecatolica.es

________________________________________________________________________________________

M.S.G.