BIBLIA - SÍNTESIS.92

  • 23-02-22
    • La divinización mediante los Sacramentos.-

    • Y esta divinización la realizan todos los Sacramentos, que en realidad son acciones de Cristo.

    • Los Sacramentos actúan, bien sea dando el nacer a otra vida superior (Bautismo);

    • bien sea contribuyendo al robustecimiento pleno del cristiano (Confirmación);

    • bien al crecimiento continuo y radiante de esa vida (Eucaristía);

    • bien a la curación de las almas enfermas o la resurrección de las almas muertas por la ofensa grave a Dios (Penitencia);

    • o al ennoblecimiento del amor humano para la procreación de nuevos hijos de Dios (Matrimonio)

    • o a la salud del cuerpo y al robustecimiento final del alma en la lucha suprema (Unción de los enfermos);

    • o comunicando la facultad de engendrar y alimentar hijos para Dios en el orden sobrenatural (Sacerdocio).

    • Son los Sacramentos el poder de Dios transmitido a los hombres.

    • Son las manos de Dios, de Cristo-Dios, que se prolongan a través de los siglos mediante las manos de sus sacerdotes. Son acciones humanas, a las que se aplica el poder infinito de Cristo-Dios.

    • Estos Sacramentos depositados por Cristo en su Iglesia, se comunican a los seres humanos principalmente por la Jerarquía. Así nos diviniza la Iglesia con el poder de Cristo.

    • Porque no son acciones de hombres, sino acciones de Cristo, quien en su Iglesia actúa a través de los hombres escogidos por Él.

    • Terminamos estas ideas sobre la Jerarquía con unas palabras del Concilio Vaticano II:

    • «... los obispos, puestos por el Espíritu Santo, son sucesores de los Apóstoles como pastores de las almas, y, juntamente con el Sumo Pontífice y bajo su autoridad, han sido enviados para perpetuar la obra de Cristo, Pastor eterno.» (CH D 2).

http://www.fecatolica.es

________________________________________________________________________________________

M.S.G.