BIBLIA - SÍNTESIS.77

  • 19-01-22

    • En fin, la realidad de Cristo resucitado se va imponiendo, experimentalmente, en el ánimo de todos.

    • Pero veamos algunas circunstancias que nos hacen particularmente gratas, y presentan con singular realismo, las apariciones de Jesús.

    • Los discípulos en el Cenáculo, tras hablarle y palparle, no terminan de creer de pura alegría; y Cristo come ante ellos, aún asombrados, para demostrarles su realidad corporal (Lc 24, 41-42).

    • Tomás que ha oído a sus compañeros testificar, rotundamente, cómo han visto y palpado sus heridas de manos, pies y costado, exige una comprobación personal (Jn 20,25).

    • Y Cristo condesciende, aun entonces, pensando también en nosotros, posibles incrédulos del futuro.

    • Quedan luego vacilaciones en otros ausentes; y Mateo nos habla de una aparición a numerosos discípulos en Galilea (Mt 28,16ss).

    • Pablo nos hablará de otras apariciones de Cristo resucitado: una a más de 500, vivientes aún en gran número cuando él escribe, allá por el año 57, desde Efeso (1 Cor 15,6).

    • Juan nos narra con particular interés, después de haber dado por terminado su Evangelio, una aparición de excepcional importancia para el futuro de la Iglesia, en la persona de Pedro (Jn 21, 1ss).

http://www.fecatolica.es

________________________________________________________________________________________

M.S.G.