BIBLIA - SÍNTESIS.67

11-12-21

  • 3.- Jesús, hombre de gran corazón. a) En Cafarnaún, la casa de Pedro es la casa de Jesús.

  • Ahí donde Jesús entra se hace dueño de los corazones. Desde el momento en que Jesús aparece en Cafarnaún y entra en la casa de Pedro, allí sabe que está en su casa.

  • Y en adelante basta decir que está «en casa», para entender que se trata de la casa de Pedro (Mc. 2,1). Cafarnaún será en el futuro su centro de operaciones.

  • Después del capítulo primero, que es la primera jornada de Cristo en Cafarnaún que ampliamente expone Marcos, y que se desarrolla en gran parte en casa de Pedro,

  • con frecuencia se ve después al evangelista citar en esa forma «estando en casa» (Mc. 2,1; 3,20; 9,33). Y es que la casa de Pedro es ya la casa de Jesús.

  • b) En Judea, la casa de Lázaro es su casa. Lucas, incidentalmente, nos habla del afecto de Jesús a Marta y María. En su plan de realzar el papel de la mujer, Lucas nos presenta esta escena, que en su sencillez es muy elocuente (Lc 10,38ss).

  • El sentido es que Jesús se encuentra como en su propia casa, y a Marta le dice que basta con que prepare una sola cosa abundante, para que coman los hombres que llegan allí con El;

  • y que María es la que lo ha entendido mejor al quedarse oyéndole y conversando con El. Entre amigos, más que la comida, alimenta la conversación en la intimidad.

  • Pero el verdadero afecto entrañable de Jesús con esta familia, es Juan quien nos lo manifiesta (Jn 11).

http://www.fecatolica.es

________________________________________________________________________________________

M.S.G.