BIBLIA - SÍNTESIS.47

22-10-21

  • Las palabras de Cristo, que miraban hacia el porvenir, se iluminan ahora a la luz de los acontecimientos, y Juan comprende entonces todo su alcance.

  • Para este trabajo de meditación, del que saldrá su Evangelio, Juan no tiene necesidad de compulsar documentos, de consultar testigos como Lucas.

  • El lleva dentro de sí mismo el tema total. Según la enérgica expresión de San Jerónimo, Juan está saturado de Revelación (Revelatione saturatus).

NOTA GLOBAL SOBRE LOS EVANGELIOS

  • Si quisiéramos trazar en dos líneas una idea de conjunto de los cuatro libritos que acabamos de estudiar, podríamos decir de ellos, como si fuéramos describiendo un cuadro:

  • que el Evangelio de Mateo nos presenta el dibujo general, la distribución de los personajes y la perspectiva total.

  • El Evangelio de Marcos nos da los brochazos más salientes, las pinceladas más vivas; nos proporciona los grandes contrastes.

  • El Evangelio de Lucas aporta los perfiles más bellos, los matices primorosos, la delicadeza de los rasgos.

  • El Evangelio de Juan inunda todo ese conjunto de una impalpable y maravillosa luz. Nos da la profundidad.

  • Y nos descubre el interior, el Corazón mismo de Cristo.

Apéndice Conciliar (DV 19)

  • Quede como última palabra y como flotando en el ambiente este resumen que de los Evangelios nos hace el Concilio Vaticano II:

  • «La santa madre Iglesia ha mantenido y mantiene con firmeza y máxima constancia que los cuatro Evangelios mencionados, cuya historicidad afirma sin dudar, narran fielmente lo que Jesús, el Hijo de Dios, viviendo entre los hombres, hizo y enseñó realmente hasta el día de la Ascensión (Hch. 1,1-2)».

http://www.fecatolica.es

________________________________________________________________________________________

M.S.G.