BIBLIA - SÍNTESIS.136

    • SÍNTESIS

      5-12-22

      • Incidental, pero claramente, aparece la misma idea de sacrificio en otros pasajes de San Pablo:

      • «El cáliz de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? Y el pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo...?

      • ¿No están en comunión con el altar los que comen de las víctimas...?

      • Pero lo que inmolan los gentiles, a los demonios lo inmolan y no a Dios. Y yo no quiero que tengáis comunión con los demonios. No podéis beber el cáliz del Señor y el del demonio.

      • No podéis participar de la mesa del Señor y de la de los demonios» (1 Cor 10, 16,18,20-21).

      • Contraponiendo sacrificio con sacrificio, altar con altar y mesa con mesa, nos enseña San Pablo que, como son verdaderos los sacrificios de los paganos (aunque ofrecidos a los demonios), así es verdadero sacrificio el del pan y cáliz de los cristianos en la mesa del Señor.

      • Pero aún podemos descubrir matices insospechados en las mismas palabras con que Cristo realiza la Eucaristía.

      • Lucas el investigador cuidadoso de cuanto a Cristo se refiere (Lc 1,3), que tantos años ha celebrado junto a Pablo la Eucaristía, matiza las palabras de Cristo en la Ultima Cena y en ellas encontramos claramente el carácter sacrifical.

      • «Esto es mi cuerpo entregado por vosotros..., mi sangre derramada por vosotros».

      • Cuerpo entregado..., sangre derramada. (Lc 22,19ss).

http://www.fecatolica.es

________________________________________________________________________________________

M.S.G.