BIBLIA - SÍNTESIS.101

  • 24-3-22
    • 2°.- El otro aspecto. Cómo es infalible el Laicado:

      • «La totalidad de los fieles... no puede equivocarse cuando cree...» (LG 12). Es decir que incluso los simples fieles, en su conjunto, son refractarios al error; y en cambio sintonizan con la Verdad.

      • Porque, también en ellos mora el Espíritu Santo, que es Espíritu de la Verdad (Jn 14,17). Veremos un ejemplo claro de esta infalibilidad receptiva de los fieles al tratar del dogma de la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora.

      d) Perennidad del Pueblo de Dios.

      • El Pueblo de Dios ha de ser perenne o sea que durará mientras dure el mundo. En el momento solemne en que Jesús respondiendo a la confesión de Pedro, le prometía que sería él mismo su Vicario en la tierra al frente de su Iglesia, su Pueblo, expresó esta idea con una comparación muy oriental: «Las puertas del infierno no prevalecerán contra Ella» (Mt 16,18).

      • Una ciudad amurallada, entonces, era una ciudad inexpugnable. Las partes de la muralla más débiles por naturaleza, por poseer la puerta de entrada a la ciudad, eran las mejor defendidas, con torres y baluartes.

      • De ahí que las puertas fueran de hecho en la ciudad, las partes más difíciles de conquistar. Cuando Cristo habla de las puertas del infierno, quiere decir que todo el poder del infierno no podrá contra su Pueblo, su Iglesia.

      • El Pueblo de Dios, la Iglesia de Cristo está destinado a transmitir la verdad y la gracia de Cristo. Jamás será vencido por todo el infierno y, consiguientemente, siempre -mientras dure el mundo transmitirá la gracia y la verdad.

http://www.fecatolica.es

________________________________________________________________________________________

M.S.G.