PRIMITIVA IGLESIA - BIBLIA.6

26-5-21

  • Hay detalles simpáticos en este ascender del mensaje. Veamos la ley promulgada en el Sinaí en (Ex 20, 17) .

  • Si os fijáis en el w 17 os daréis cuenta de que lo que prohibe es: no desear la casa de tu prójimo y como enumerando lo que comprende la casa nos detalla:

  • “ni su mujer, ni sus siervos, ni su buey, ni su asno”. La mujer era una cosa más.

  • La misma ley recogida en (Deut 5, 2) matiza, “no desearás la mujer de tu prójimo, no codiciaras su casa, sus campos, sus siervos, su buey o su asno”. La mujer ya comenzó su carrera hacia la igualdad con el varón.

  • Cristo nos dirá, que después de esta vida no vale mas un sexo que otro, porque los cuerpos gloriosos son como ángeles (Mat 22, 30).

Otro ejemplo:

  • Lamec presume de su voracidad de venganza proclamando:

“...Yo maté a un hombre por una herida que me hizo, y a un muchacho por un cardenal que recibí.” (Gen 4, 23).

  • Ante esta manera de pensar ¿No os parece que la ley del Talión, que ahora nos parece muy dura, suponía casi una perfección moral ? Ojo por ojo y diente por diente (Ex 21, 24) de ahí no puedes pasarte.

  • Ahora recordad el mensaje recibido en el nº 14:

“…amad a vuestros enemigos,…rezad por los que os persiguen. (Mat 5,44)

  • Pues, yo os digo: “no resistáis al mal, antes bien, al que te abofetee en la mejilla derecha, preséntale también la otra. (Mat 5,39).

http://www.fecatolica.es

________________________________________________________________________________________

M.S.G.