"El Señor ha estado grande con nosotros,
y estamos alegres.
" (Salmo 125,3)