EVANGELIOS DEL 20-01-2019

Comentario al Evangelio de San Juan (2,1/11)

20 - 01 - 2019

DOMINGO II DEL TIEMPO ORDINARIO.

...no les queda vino.

El Evangelio de Juan, es el Evangelio de los signos. Son los signos con los que la figura de Jesús se va mostrando al mundo.

En las bodas de Caná, Jesús, con este signo, nos muestra que el agua convertida en vino, es la alegría de la gracia que ya empieza a derramarse por su medio. Jesús aporta sobre la realidad de la Antigua Alianza, un hecho que empieza a cumplirse. Algo que habían anunciado los antiguos profetas.

El agua está en las tinajas para la purificación de los judíos, según la Ley de Moisés. Cristo con este signo, y adelantando "su hora", convirte el
agua en vino, en salvación y justicia, y ha roto en un amanecer de un día de boda, la realidad misma, en un acto que ya ha empezado y que va ha terminar en el Monte Calvario. El nos dará su sangre, fuente de vida.

María ha comprendido, lo que hay en este gran misterio del agua convertida en vino. Desde este instante, la Santísima Virgen, sabe muy bien lo que significa la Hora de Jesús, con su querido Hijo. Podemos decir, que María comienza a tener entonces sus verdaderos sentimientos maternales para la humanidad y empieza a sufrir las penas del Calvario.

Virgen María, desde este momento, ya no tiene secretos el sufrimiento de la cruz.

(Del Evangelio de San Juan, cap.2)

(VER SÍSTESIS DE PRECEPTOS)