LA OBRA DE PRADO NUEVO:

EVANGELIO DEL 18-10-2020.

COMENTARIO AL EVANGELIO DEL
DOMINGO XXIX DEL TIEMPO ORDINARIO

(Mt. 22, 15 - 21.)

… «HIPÓCRITAS, ¿POR QUÉ ME TENTÁIS?».

De nuevo, en el Evangelio de hoy, los fariseos se dirigen a Jesús para comprometerlo, ante los dirigentes del pueblo.

Muy bien sabían ellos que cualquiera que fuese la repuesta, no saldría bien parado, pero una vez más Jesús les deja descolocados con su repuesta.

¿Cuántas veces nosotros nos parecemos a esos hipócritas fariseos?.

Nosotros, que somos cristianos, que cumplimos los Mandamientos, o al menos eso creemos, pero que, como los fariseos, nos fijamos demasiado en la letra, pero muy poco en el espíritu.

Amparándonos muchas veces en eso tan socorrido de, “nosotros no podemos hacer nada", seguimos derrochando, mientras nuestros hermanos se mueren de hambre.

Claro que podemos hacer, si en vez de derrochar tanto en gastos innecesarios, dedicáramos parte de ese dinero para nuestros hermanos del tercer o cuarto mundo.

Cuantos gastos en ropa, regalos,colonias, en mejunjes, etc., para arreglarse la cara, cuando muchas de esas caras ya no tienen arreglo.

Demos al César lo que es del César, pero demos a Dios lo que es de Dios, y seguro que Dios se alegrará si socorremos al hermano necesitado.