EVANGELIO DEL 22-7-18

Comentario

(Mc. 6, 30-34)


22 - 07- 2018

...Venid ... a descansar un poco.

En este domingo de pleno verano, llega la palabra de Dios como un respiro, ofreciendo descanso y tranquilidad, después del trabajo bien hecho.

Pero el Evangelio tiene más cosas que nos interesan, y como siempre, se nos proponen como pautas de nuestra vida de cristianos. Regresan los discípulos de esa primera misión apostólica en la que lo importante es la proclamación de la buena nueva del Reino. Ni el dinero, ni la comida, ni el calzado... deben ser las cosas prioritarias. Se les invita a ir "en descubierto" y regresan satisfechos pero cansados. Y el Buen Pastor, el que ofrece, da, y es el propio Reino en nosotros, les dice esas consoladoras palabras "venid a un sitio tranquilo a descansar un poco". Tal vez cuando leas este comentario, te encuentres disfrutando el merecido descanso anual. Si has procurado ser buen profesional, autentico fiel a la verdad y la honradez, etc., resonarán como dichas para ti, estas palabras (habrás sido buen discípulo).

Pero llegan a la otra orilla y el trabajo no ha acabado, la excursión aparentemente se ha 'chafado' ..."pues vio una inmensa multitud y le dio lástima".

Nos interesan las varias reacciones, y la de Jesús es particularmente interesante, dice: "se puso a enseñarles con calma". Vamos a analizar un poco la situación:

1º Le sigue mucha gente y le buscan. (1º paso)

2º Hacen un gran recorrido por tierra, se esfuerzan en su seguimiento. (2º paso)

3º Jesús les atiende. (3º paso)

Está claro que cuando alguien se esfuerza en buscar a Jesús, Él no puede por menos que atenderle. No sabemos qué pasó con los discípulos, pero está claro que el descanso que les proponía, ha acabado siendo un descanso con calma y reposo escuchando su palabra.

Las vacaciones no son "pura inactividad", es pasar con calma el tiempo, disfrutando otras cosas que a lo mejor durante el año no hemos podido hacer. Un simple cambio de actividad, supone descanso, si además es "escuchando o aprendiendo" la palabra de Dios, leyendo, visitando, etc. ¿Qué mejor?

Amigos, ¡Felices vacaciones! en la grata compañía del Señor Jesús.

 

(Del Evangelio de San Marcos cap.6)

(VER SÍSTESIS DE PRECEPTOS)