LA OBRA DE PRADO NUEVO:

COMENTARIOS

25-07-21 XVII DOMINGO DEL T. ORDINARIO.
01-08-21 XVIII DOMINGO DEL T. ORDINARIO.
08-08-21 XIX DOMINGO DEL T. ORDINARIO.
15-08-21 LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA
22-08-21 XXI DOMINGO DEL T. ORDINARIO.
29-08-21 XXII DOMINGO DEL T. ORDINARIO.
05-09-21 XXIII DOMINGO DEL T. ORDINARIO.

Comentario


25 - 07- 2021

SANTIAGO APÓSTOL, PATRÓN DE ESPAÑA.

(Mt. 20, 20-28.)

...Tu gloria pervive entre nosotros.

Se nos propone hoy, en el Evangelio, una hermosa lección sobre cual debe ser nuestra actitud, en algunos aspectos de nuestra vida.

Algunos de sus discípulos le piden a Jesús un puesto de privilegio, para la otra vida, pero Él sólo les promete una vida llena de dificultades y una muerte parecida a la suya.

Les deja, a sus discípulos, establecida la base de su aptitud ante los demás, "El que quiera ser grande, sea vuestro servidor y el quiera ser primero, sea esclavo de los demás".

Él mismo dió ejemplo de esta misma aptitud durante su vida, con su entrega a los demás y dando su vida como rescate de muchos.

Así que, ahí tenemos los medios para ocupar los primeros puestos en la vida eterna.

Hoy, también tenemos ejemplos cercanos, de personas muy próximas que entendieron como nadie este mensaje de Jesús, ahí esta la Madre Teresa y otros muchos que han dedicado su vida a servir a los más pobres, entre los pobres.

Somos muy dados a querer destacar entre los demás, a sentirnos importantes, y sobre todo a que nos miren como "maestros" en nuestras pequeñas aportaciones en cualquier actividad.

Para todos nosotros, debe retumbar el mensaje del Evangelio de hoy:

El que quiera ser primero, sea servidor de todos.

2211


01 - 08 - 21

DOMINGO XVIII DEL TIEMPO ORDINARIO.

Comentario

(Jn. 6, 24-35)

...el pan de Dios es el que baja del cielo.

A diferencia del maná que había que cosecharlo diariamente, Cristo se presenta como el verdadero "Pan de Vida". El que coma de este Pan, su hambre será saciada para siempre. Los judíos, se presentan a Jesús de una manera solapada, van buscando que los harte de nuevo de comer. Ahí está la extrañeza que sienten al verlo sin esperarlo.

Jesús, ataca el problema en toda su crudeza. Él es, el verdadero Pan bajado del cielo.

Lo dice de una manera clara y concisa. Su sangre es verdadera bebida y su carne es verdadera comida. Dura doctrina, dirán algunos de sus discípulos.

Ante la retirada incluso de los suyos, Jesús no endulza su mensaje. Afirma y reafirma que El es el verdadero Pan del cielo. El que coma de este Pan dignamente, tiene asegurada la vida eterna. Si nuestra inteligencia no alcanza a comprender tan altísimo misterio, imitemos al gran Pedro de Galilea que tampoco entendió este misterio. Nos dejó este acto de fe. ¡SEÑOR, TU TIENES PALABRAS DE VIDA ETERNA!.

Que nuestra buena Madre la Santísima Virgen, a cuya protección nos acogemos, sea siempre nuestra valedora.

 

¡FELICES VACACIONES AMIGOS.!

126


08 - 08 - 21

DOMINGO XIX DEL TIEMPO ORDINARIO.

Comentario

(Jn. 6, 41-51)

...el que cree tiene vida eterna.

Jesús va a revelar algo difícil de creer. Jesús va a revelar que se va a dar en alimento a los hombres y ese alimento será su propia carne. Y lo va a revelar tan repetida y machaconamente que los oyentes no tuvieron duda de que de eso se trataba y acabaron por decir "¡dura es esta doctrina!, ¿quién puede creerlo?, y la masa que seguía a Jesucristo, y cuantos querían proclamarle rey, le abandonaron y le dejaron sólo con sus discípulos.

El Evangelio de hoy nos coloca al principio de esas repeticiones y de ese abandono de quienes seguían a Jesús. Y vemos varios asuntos: El primero, es el ánimo con que recibieron los judíos tal enseñanza de Jesús. Ánimo que se ha repetido a través de los siglos: ¡dura es esta doctrina! Con ánimo semejante, no es extraño escuchar: "¿Quien puede creerlo?"

El segundo asunto, es ver cómo los hombres razonan para no creer... ¿No es este el hijo de José...?, ¿cómo puede decir que ha bajado del cielo? Y creyendo razonar... ¡quedan en el error!

El tercero de los asuntos es que, ante la incredulidad, Jesús no abre una discusión académica ni apologética para persuadirles con argumentos racionales. Jesús señala las causas por las que no creen y se dan a la murmuración. Jesús les muestra el camino para llegar a la fe y les dice: "nadie puede venir a mí, si el Padre no le trae". Y aquí hay algo fundamental. La fe es un acto del entendimiento, es un asentimiento que presta nuestra mente a una vedad revelada por Dios. No es un acto de ciencia. La fe se apoya no en la evidencia de la verdad creída, sino en la autoridad de Dios que revela esa verdad.

Jesús, vino a decir que nadie puede prestarle a él la fe sobrenatural, nadie puede creer lo que dice si no es por una gracia, un favor, una misericordia del Padre celestial. Y por eso dijo: "Nadie viene a mi si el Padre no le trae".

Y es de fe que Dios ofrece ese don a todos, por lo que la falta de fe se debe a un rechazo de esa gracia divina.

Cuantos acepten la Palabra de Dios, y crean que ha bajado del cielo, que ese pan es ciertamente su carne, vivirán para siempre, porque ese pan que es su carne, ¡da la vida al mundo!

¡FELICES VACACIONES AMIGOS.!

105


15 - 08 - 21

LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA.
(Lc. 1, 39 - 56.)

…desde ahora me felicitarán  

Este domingo celebramos un acontecimiento importante en nuestra vida de cristianos. Nuestro Modelo, nuestra “maqueta de la Iglesia”, alcanza el triunfo final y total, la Corredentora al pie de la Cruz, nuestra madre Maria, la madre de todos los miembros del cuerpo místico, alcanza la plenitud de la gloria al lado de su Hijo, nuestro hermano mayor, nuestra Cabeza.

No cabe mayor comentario, que corroborar lo que en el Magnificat ella misma proclama como grandezas del Señor.

Somos la generación que proclamamos en tu fiesta de subida a los Cielos en cuerpo y alma, ¡que eres bienaventurada!.

No hacía falta que la Iglesia lo propusiera como verdad de fe revelada, cuando Pío XII lo hizo, ya la cristiandad entera así lo entendía y así lo creía.  

No puede ser de otro modo madre, asociada a tu Hijo en el plan salvífico, después de tu paso por esta tierra, por este valle de lagrimas, gozas eternamente en el Cielo al lado de la Divinidad, a la que te entregaste totalmente como hija, madre y esposa.

¡Que lejos de tu virtud nos encontramos Madre!. No obstante, nuestra confianza en tu amor maternal, nos anima a seguir con esperanza en “estos días” de nuestro peregrinar por la tierra, porque la verdadera patria, la única y definitiva patria, es ahí donde tu estás, donde confiamos llegar algún día.

Hoy no se nos ocurre mas que piropearte,  e implorarte. Da alegría saber que, “alguien de los nuestros”, alguien de nuestra pobre condición humana, ha llegado a la plenitud.

En tu canto de acción de gracias, reconociendo y palpando las obras que hace el Todopoderoso, exclamas algo a lo que nos aferramos, ...su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Y, desde luego, confiamos en la Misericordia Divina, pues sabemos que no somos dignos, que somos muy miserables. Se trata de ser fieles... y fallamos tanto...

¡¡ Madre Santísima, ayúdanos a llegar contigo a la Patria Celestial !!

94



 

22 - 08 - 21

DOMINGO XXI DEL TIEMPO ORDINARIO.

Comentario

(Jn. 6, 60-69)

...nadie puede venir a mí si no le es concedido por el Padre.

Aquí hizo crisis la predicación de Jesús y el entusiasmo de las masas por Él. Habían visto su personalidad grandiosa, su poder sobrenatural, y quisieron que fuera su rey, el rey soñado que les llevaría al triunfo, a la prosperidad, al poder y a la gloria. Siempre los hombres soñamos en volver a instaurar en la tierra el paraíso perdido, como si no hubiéramos pecado. Pero hemos de sufrir y aceptar el castigo por los pecados: sólo así volveremos al paraíso, no ya al paraíso terrenal, sino celestial. A eso vino Cristo al mundo, a redimirnos y darnos la vida eterna, sacrificando ésta.

Y eso es lo que no aceptaron los judíos. Si Jesús se pliega a sus ambiciones mundanas, se hace coronar rey tirano, gana batallas botín; entonces hubieran aceptado todos sus dogmas y aun caprichos. Es la tentación peor de Satanás: Todo esto te daré si te pliegas a mis condiciones.

Jesús se queja que no creen en sus milagros, pues en ellos no ven, no quieren ver, el sello de Dios que avala su doctrina. Su poder milagroso es sólo un medio para llevarnos a la nueva fe cristiana, agradable a Dios, a la nueva alianza o nuevo testamento con Dios mediante Cristo.

Los judíos, para creer, le pedían todavía más milagros, otro maná. Pero el problema, entonces y ahora, no es de más milagros, sino del maná que se desea. Los judíos buscaban, como tantos otros hoy, saciarse en esta vida, buscaban un alimento que perece, porque esta vida se pasa. Por eso Cristo nos avisa que hemos de buscar el alimento que permanece, el verdadero maná, la vida eterna.

Y del pan material pasa Jesús a ofrecerles el pan espiritual bajado del cielo, el alimento de vida eterna, nada menos que su mismo Cuerpo, la asombrosa promesa de la Eucaristía.

Ante la falta de fe de los ambiciosos del mundo, y la apostasía de los suyos, ante el incomparable misterio del pan eucarístico, espléndida la confesión de fe de Pedro, lo que todos hemos de repetir: "Señor tú tienes palabras de vida eterna".

Si no creemos, más vale que, como aquellos faltos de fe, nos separemos de Cristo: Peor sería que siguiéramos con Él como Judas y tantos falsos apóstoles escandalosos. Pero si, por la gracia del Padre, creemos como San Pedro, ¿seremos tan insensatos que no reflexionemos sobre el grandioso don del Cuerpo de Cristo, y no hagamos del pan del cielo alimento frecuente de nuestra vida sobrenatural?

¡FELICES VACACIONES AMIGOS.!

 

83


29 - 08 - 21

DOMINGO XXII DEL TIEMPO ORDINARIO.

Comentario

(Mc. 7, 1-8. 14-15. 21-23.)

...Nada que entra de fuera puede hacer al hombre impuro.

En este Domingo encontramos a Jesús molesto por la hipocresía de los judíos. Se manifiesta en ellos, una doble vida. A la vista del público se ponen a hacer cantidad de obras religiosas. Por otro lado no son capaces de levantar ni un sólo dedo para ayudar a sus hermanos.

Estos, se pasan la vida con el ojo puesto en los demás para pillarles en una falta. Cuentan las veces que hacen esto o lo otro. Y todo en nombre de Dios. En nombre del Evangelio. En nombre de la caridad. Jesús les pone un espejo delante. Les hace encontrarse con su propio interior, totalmente podrido porque han confundido el amor de Dios con el juicio inmisericorde de sus hermanos y hermanas. Ahí es donde brota el mal que destruye la vida. Ahí es donde Jesús quiere hacer presente el auténtico amor de Dios.

Nosotros tenemos que tener cuidado, no caigamos en hacer igualmente algunas cositas ante los demás para que nos tengan por santos y a la hora de la verdad en nuestro proceder, no haya mucha diferencia con los judíos de marras. Digamos pues: Que nuestra intención sea siempre, con arreglo al Corazón de Cristo.

Pidamos a nuestra Madre la Santísima Virgen, tengamos los mismos sentimientos que ella tuvo para con su Hijo.


72


05 - 09 - 21

DOMINGO XXIII DEL TIEMPO ORDINARIO.

Comentario

(Mc. 7, 31-37)

...que el mundo no nos deje sordos para oír la Palabra de Dios.

En el Evangelio de hoy, San Marcos nos muestra un milagro más de Jesús, pero es un milagro un tanto raro. Le presentan a un sordo-mudo, llevado por intercesores, y lo primero que hace es apartarlo de la gente. A solas con Él, le introduce los dedos en los oídos, tocó su lengua con su saliva y pronunció en arameo, en la lengua que hablaban, la palabra ¡effetá! que quiere decir : ¡ábretere!

Singular y extraña manera de hacer el milagro. En otras ocasiones curó a distancia con sólo su palabra, otras veces se dejó tocar y quedaba curado quien le tocaba, muchas veces les imponía las manos o les decía algunas palabras y quedaban sanos.

Pero esta manera nos extraña. Y es indudable que cuando el Señor lo hizo y no nos dijo el por qué lo hizo así, es por algo, y por algo importante. Porque si no nos lo aclara Él, hemos de hacer conjeturas y apoyarnos en analogías, y analizar otros casos... Los milagros podemos estudiarlos viendo la condición de Jesucristo o la condición del favorecido. En los milagros muestra Jesús su omnipotencia, su misericordia, su amor, y para ello bien podía cambiar las condiciones de los milagros.

En unas veces prevalecerá mostrar su poder, en otras el valor que puede dar Él a cosas creadas, usadas como instrumento, en otras la ominipotencia de su palabra...

Lo que tenemos claro es que Jesús quería que los necesitados avivaran su fe. Y en este caso el sordo-mudo debía ser duro de pelar porque Jesús: le apartó de la gente, después, delante del mudo, elevó los ojos al cielo, dio un suspiro... o sea iba favoreciendo el ánimo del enfermo para que se fuera disponiendo a recibir el favor. No olvidemos que los milagros de Jesús son predicaciones, medios de evangelizar, y lo que más le importan son las almas, de forma que junto al favor material fuesen capaces y aceptasen recibir el favor espiritual.

Buena lección si queremos evangelizar. Convertir hermanos que estén sordos a las cosas de Dios, que no tienen otro lenguaje, ni otros pensamientos que de las cosas terrenales... hay que invitarles a que se aparten del tumulto, que vayan dejando el exceso de ocupaciones humanas... ¡el hombre se pierde porque no medita!

Y para nosotros, si no sordos del todo, es fácil estar aturdidos por el tumulto del mundo y también hemos de apartarnos, de alejarnos del exceso de preocupaciones, con sólo ojos para las cosas con las que el mundo nos deja sordos para oír a Dios.

 

61


 

 

 

21